Entrada destacada

Bufandas: nunca pasan de moda

Está bien para salir de la monotonía y tener que tchan a tu look? ¿Cómo sobre el uso de un simple accesorio que nunca pasa de moda? Los...

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Cuidar la Piel


Cómo cuidar la piel después del verano y conservar el bronceado

1) Siga usando la pantalla solar. Los rayos solares son más débiles en el otoño, pero se necesita protección siempre que se pasa mucho tiempo al aire libre cuidando el jardín, haciendo jogging o aunque sólo sea caminando.

2) Recupere la humedad perdida. La sequedad empeora después de los 30. A medida que la piel envejece, la producción de oleosidad gradualmente disminuye, especialmente en los brazos y las piernas, que no tienen de por sí muchas glándulas sebáceas. Para superar la sequedad, y prevenir mayor deshidratación, utilice cremas hidratantes y mantenga una dieta balanceada, que proporcione al organismo ácido glicólico, un ingrediente que debe encontrarse en concentraciones de ocho por ciento para ser eficaz.

3) Quite la piel muerta. A fin del verano, rostro y cuerpo, probablemente estén recubiertos de células muertas. Exfoliar o quitar puede realizarse tan a menudo como la piel lo soporte. Lociones exfoliantes, máscaras de arcilla y otros productos similares son buenas elecciones para una piel de más de 30, ya que en esta edad es naturalmente más fina y necesita elementos más suaves. Limite los tratamientos a tres veces por semana, mientras se testea la sensibilidad. Pieles de textura más firme pueden retener mejor la humedad, y ayudan así a contrarrestar la sequedad acumulada.

4) Trate las manchas parduzcas. La exposición al sol puede provocar manchas oscuras
que no desaparecen después que se desvanece el bronceado. Hay cremas el mercado que funcionan bien con las manchas claras, pero no así con las oscuras. Se necesitará la criocirugía realizada por un dermatólogo para librarse de pecas y manchas oscuras.

5) Masajéese el rostro usted misma. Es fácil. Haga pequeños movimientos de rotación con sus dedos hacia la zona exterior de la cara. Esto restaura la circulación y elimina toxinas, dando a la piel un aspecto más saludable y más joven.

6) Consulte con un médico si el sol le provocó un daño severo. Los problemas producidos por una exposición prolongada al sol pueden causar zonas enrojecidas y con escamas, que se convierten, a su vez, en manchas oscuras precancerosas, lo cual puede llevar a la larga a la aparición de un melanoma. No dude en consultar un dermatólogo, hay tratamientos efectivos para este problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada